Llegó el día de la Boda!!!

Por fin llegó el día!!

Y los nervios!!!!

Mi consejo, como novia y como experta que ya me considero en la materia, es que ese día lo único que tenéis que hacer es mimaros y dejar que os mimen. El ambiente tiene que ser relajado, y la casa debería estar tranquila y sin visitas sorpresa, que también es muy común.

Debemos entender que hasta la novia más tranquila estará infinitamente más nerviosa que nunca. Conozco a varias novias que finalmente decidieron irse a un Hotel,  porque seamos realistas, el concepto de tranquilidad de unos y otros es muy diferente.

Otro consejo que os doy es intentar hacer una Terapia Emocional el día previo. La mayoría de vosotras estaréis diciendo; pero a que se refiere con Terapia Emocional? Pues bien, consiste en que la tarde anterior a vuestra boda el plan sea estar en un lugar tranquilo, porqué no, con vuestro futuro marido (recordemos que el día de la boda, excepto para las fotos, solemos estar con los invitados más que con el) y os veáis una peli que os saque alguna que otra lagrimita. Eso si, preferiblemente con final feliz. El llanto es una de las mejores formas de relajarse y de dormir como un auténtico bebé, que es otra de las cosas fundamentales que debéis hacer el día antes de vuestra boda.

También sería interesante que ese día previo, preparéis el lugar donde os vais a arreglar y vestir. Seguro que no habíais caído, pero no resulta igual maquillarse en un lugar bien iluminado, con un espejo en el que os podáis mirar, que hacerlo en el primer sitio que se nos ocurre el mismo día de la Boda y con los nervios a flor de piel. Incluso podéis atrezarlo para ese día y que tenga el aspecto de un improvisado tocador. De verdad que no es tan difícil, sólo necesitas un espejo, que puedes rescatar de algún lugar de la casa, una mesa y si es posible iluminación natural.

Llegó el día de la Boda

Sería ideal que en esa misma habitación estuviera el vestido y todo lo que necesitas para ese día; el tocado, velo, los zapatos, joyas, la ropa interior, el ramo.... Así estarás segura de que no se te olvida nada.

Llegó el día de la Boda

Otra cosa importante es la ropa que vas a usar en el momento del maquillaje y el pelo. Es fundamental que sea alguna prenda que luego te quites fácilmente. Mi consejo es comprar una bata o quimono que ahora están muy de moda, y debajo la ropa interior que vayamos a usar con el vestido. Así evitaremos marcas que luego son difíciles de disimular.

Llegó el día de la Boda _DSC0013 _DSC0018

Cuanto más bonito, ordenado y relajante sea este espacio, más tranquilas os sentiréis. Así que si os gustan las flores o alguna música en concreto, también podéis ambientarlo,  para que os resulte acogedor y confortable. Es muy habitual que los fotógrafos lleguen cuando estamos con el maquillaje y la peluquería y en este momento salen fotos muy naturales y espontáneas.

Llegó el día de la BodaLlegó el día de la BodaLlegó el día de la Boda

Y el último de los consejos es el de contar con profesionales del sector. Todas las novias tenéis ese momento de pánico en el que creéis que todo va a salir mal el día de la boda, que se equivocarán con las flores, que el vestido os quedará pequeño o grande, que lloverá a mares, que de pronto la mitad de los invitados no aparezcerán o que ese día el maquillador o peluquero se volverá loco y os dejará como un auténtico cuadro. Confiar en la gente que contratéis y pensar que los que nos dedicamos a este sector no tenemos otro objetivo que intentar facilitaros las cosas y que todo salga fenomenal.

Llegó el día de la Boda

Espero que estos consejos os hayan servido, y os ayuden a disfrutar al máximo de vuestro Gran Día.

Nos vemos en el siguiente post.

No hay comentarios

Leave a reply